Pela del Álamo no CEUXC

Mediación e programación cultural. Cinema e libro. Con Pela del Álamo e Soledad Felloza

Por Iria Loira

En la pasada sesión contamos con la presencia de Pela del Álamo y Soledad Felloza, dos artistas que compaginan sus proyectos personales con la dirección y gestión de actividades paralelas, como es el caso de Curtocircuíto y Atlántica, respectivamente.

Empezando por la primera sesión, hablamos del Curtocircuíto Film Festival, un festival  de carácter público que tiene lugar en  Santiago de Compostela. Esta iniciativa nace en el 2003 en un contexto de efervescencia de festivales dedicados al cortometraje y en el que al mismo tiempo ambos formatos -largo y corto- se situaban en extremos completamente diferentes. Hoy, sin embargo, son muchos los festivales que apoyan el pequeño formato y que incluso apuestan por la convergencia entre ambos, como demuestra este evento anual que cumple ya 15 de trayectoria.

Sin embargo, la evolución, en su mayor medida ascendente, de esta propuesta cultural no solo se debe a la apuesta por un formato a priori mas infravalorado, sino a saber el momento, el lugar y sobre todo los tiempos en los que se enmarca, analizando en cada momento las tendencias y las modas.

Así, Pela del Álamo nos habla de las cinco claves que para él son fundamentales a la hora de llevar a cabo un festival de estas características:

 

La filosofía del festival: desarrollar y cuidar una línea de comunicación que vaya desde el diseño hasta el departamento de prensa, de marketing y de redes sociales. Donde poder plasmar un discurso claro, concreto e identificativo al tiempo que se crea un modelo pedagógico dentro del festival que ayude en aspectos divulgativos y de comprensión de cara al público.

Marcar una filosofía es importante desde los inicios del proyecto, ya que ayudará a marcar las bases de la programación y de las decisiones futuras que se quiera tomar. La dicotomía fundamental en la cultura es la de descubrir vs entretenerse, ambas válidas y cada una importante a su manera. Sin embargo, es importante entender que el cine no es solo una herramienta de distracción, o que en caso de serlo ya existían otras alternativas en la ciudad que cubrían dicha demanda, motivo por el cual el festival apostó desde el primer momento por el descubrimiento de nuevos universos que ayudasen a la reflexión y a una mayor implicación del público.

 

Definir el modelo de festival a nivel estructural: en este punto son importantes las tareas administrativas, el despliegue de recursos humanos y la composición de un equipo multidisciplinar que sepa defender la línea del festival ante cualquier situación.

Para ello, dentro de un festival como el Curtocircuíto, donde la apuesta por la vanguardia y el riesgo es fundamental, contar con un equipo renovado y con las nuevas generaciones para que aporten nuevas perspectivas e ideas es indispensable para saber gestionar los códigos y para seguir descubriendo nuevas propuestas.

 

Praxis y metodología de trabajo: la organización de las diferentes etapas de un festival es primordial para una buena gestión del calendario, evitando con ello que se solapen las fases de preproducción, producción y comunicación. Por otro lado, también es importante conocer el ecosistema cultural de la ciudad en la que se inscribe el proyecto para que coexistan las diversas actividades que se hacen en ella, evitando así el solapamiento tanto en fechas como en contenidos. Por ejemplo, en Santiago de Compostela, el Curtocircuíto comparte escenario con Cineuropa, Numax y el WOS entre otros. En el caso de Cineuropa, existe una coexistencia sana, ya que se trata de modelos con estructuras y objetivos diferentes y por lo tanto suplen necesidades distintas; sin embargo, con el caso del WOS, al tener un concepto similar, se hace más difícil la gestión de la programación, un punto importante a tener en cuenta a la hora de plantear las actividades.

 

Financiación y viabilidad: los festivales de cine suelen ser públicos, las subvenciones y las ayudas públicas son su principal motor, dado que el patrocinio es muy reducido. Por ello, para asegurar cierta viabilidad, es necesario contar con el control de ciertas cuestiones logísticas, como pueden ser la gestión de los espacios, los técnicos y aquellas empresas que colaboren ofreciendo sus servicios, así como contar con los ingresos en taquilla que ayudarán por otro lado a medir los hábitos de consumo.

 

Retorno: por último, es necesario entender que el retorno de un evento de estas características no es algo que genere frutos a corto plazo, ya que hoy día el único festival que se podría considerar que tiene retorno es el Primavera Sound. Sin embargo, este retorno puede medirse a través de otras vías, como puede ser el impacto mediático (cuantificando todas las apariciones en medios) o bien la promoción de la marca ciudad (en cuántos lugares salió la ciudad de Santiago de Compostela gracias a noticias relacionadas con el festival).

Programación cultural en el ámbito del libro

Ya en la segunda parte de la sesión, se abordó el Festival Internacional Atlántica de Narración Oral, cuyo nacimiento surge dentro de un contexto de crisis donde profesionales del ámbito de las artes escénicas encontraron un nicho sin explotar dentro del territorio gallego, país que abarca gran número de contadores de historias que no tenían un espacio donde poder reunirse y darse a conocer.

Se trata de un festival de referencia cuyas principales líneas de acción no solo radican en la difusión de un arte escénico considerado menor  – como ocurría con el cortometraje anteriormente – sino en promover la investigación y recogida de la tradición oral atlántica y trabajar en red con otros festivales.

Soledad Felloza no CEUXCDirigido por Soledad Felloza, esta actividad, al contrario que el Curtocircuíto, tiene un carácter asociativo cuyo territorio no se circunscribe a una sola ciudad, sino que se trata de un festival itinerante cuyo propósito principal es crear una red más grande y llegar al mayor número de públicos posible, tanto infantil como adulto.

Para la directora, existen tres puntos fundamentales dentro de este festival de narración oral. El primero de ellos, como se hablaba anteriormente, es el diseño grafico y la línea que se marca con él. Dicha línea, que bebe directamente del título y la intención del proyecto, gira en torno a historias y temáticas marinas.  Por poner un ejemplo, este año, como explican en su web ,coincidiendo con el aniversario de la visita de Julio Verne y con la creación del primer submarino gallego por parte de Sanjurjo Badía, la imagen del festival cuenta con un submarino.

Por otra parte, para este festival es muy importante mantener una buena relación con los medios de comunicación, ya que no solo es fundamental para una buena comunicación con el público y para crear una imagen acorde a sus propuestas, sino que el hecho de estar presente en muchos de los medios de comunicación les ayuda a organizar un dossier de prensa de mayores dimensiones que les ayuda a preparar las propuestas de años anteriores como a presentársela a las instituciones.

Por último, dada la itinerancia y diversidad de sus actuaciones, mantienen especial atención en la programación a la hora de organizar los horarios, ya que consideran que al hacerse en varios espacios es importante cuidar al público y no saturarlo o dificultarles la asistencia a las actividades.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *


*