cof

Eido expositivo. Agar Ledo

Por: Marcos Seoane

Año 1874 el compositor ruso Musorgski compone una obra para piano titulada Cuadros de una exposición*, obra inspirada en la exposición de 10 cuadros que pintó un amigo suyo llamado Viktor Hartmann, dicha exposición fue organizada -hoy producida y seguramente haría la figura de lo que llamamos comisario de dicha exposición- por Vladimir Stasov. Musorgski en esta obra describe musicalmente dichos cuadros, y es genial que para el recorrido de la exposición componga un tema al que titula Promenade (paseo) al que luego modificara el tempo, el ritmo y armonía, como solo los genios pueden hacer para el “paseo” de cuadro a cuadro.

Este exordio inicial podríamos decir es la conclusión al proceso de Producción de una exposición  y sobre eso versó la fantástica Clase que nos impartió el viernes pasado Agar Ledo dentro del Curso de Experto en Gestión Cultural 2016-17, o sea todos los pasos que una organización debe seguir para lograr llegar a ese Promenade o paseo por una exposición, la creación de la misma.

Antes de iniciarnos en los procesos de gestión y coordinación de una exposición, Agar quiso que conociéramos qué es una Exposición y aspectos que para los que no estamos en materia pueden sonar desconocidos, como ¿qué es un comisario/a? o explicarnos los tipos de proyectos expositivos como producción propia, coproducción o producción externa.

Para que haya una exposición, tiene que haber un proyecto, pero ¿cómo llega un proyecto a un museo? Agar, que actualmente trabaja como responsable de exposiciones en el Museo Marco de Vigo, después de haber pasado por la Fundación Seoane, el CGAC, el Musée d’art contemporain de Lyon, en Le Consortium de Dijon o en el Fred Jones Jr. Museum of Art entre otros, nos explicó las 5 maneras de cómo llega un proyecto para ser estudiado y finalmente programado o desechado:

  • por iniciativa de una empresa cultural o comisario que presenta un proyecto
  • presentación de un proyecto a cargo de una institución ya sea pública o privada
  • por un encargo del propio museo
  • por una producción propia del personal interno del museo en cuestión
  • o por una convocatoria abierta a la que se puede optar según unas bases.

agar-ledo-1

Es lógico que cada exposición tenga un proyecto dotado de contenido, y este debe constar de un título para el mismo, así como una presentación sintética del tema tratado -justificación-, un listado de los artistas-objetos incluidos, ficha técnica de los objetos u obras, localización de las piezas y listado de prestadores, un diseño aproximado ajustado al lugar de la exposición y sobre todo un presupuesto provisional del proyecto y las fuentes de financiación del mismo, ya que de todo esto dependerá la viabilidad del proyecto que por un lado se hará una valoración cultural del mismo a la vez que se estudia la viabilidad económica de dicho proyecto.

Con la máxima de que “toda exposición debe enmarcarse en un contexto propicio a su realización” con una adecuación del tema a las lineas de investigación del museo, si es viable en espacio y tiempo, si tiene un interés social y es pertinente en el contexto del Museo o si tiene un valor pedagógico y cultural.

Una vez superada la fase de selección de la misma nos ahondamos en las fases propias de la producción de la misma, que en lineas generales no difiere mucho de la producción de otros eventos culturales, aunque como es lógico sí en las especificas de las obras de arte, como pueden ser: los traslados, permisos, contratos, seguros, manipulación, registros, conservación etc. y quizás la mayor diferencia con respecto a otros eventos, es que es igual de importante o mas el desmontaje y la devolución de las obras como el mismo montaje, ya que el daño causado a una obra de arte es irreparable, por mucho seguro que tengamos.

Si antes decíamos que en lineas generales las fases de producción no difieren mucho de la producción de otros eventos culturales, sí que llaman la atención esas partes específicas que hacen que el éxito en todos los niveles de profesionalidad y estándares de calidad reflejen la evaluación final como sobresaliente y gozar de prestigio para seguir realizando otras exposiciones como los contratos de cómo deben de ser manipuladas las obras a su recepción y embalaje final, en qué condiciones deben de ser expuestas: temperatura, luz, humedad.

Agar incidió mucho en que no se deben de ahorrar costes tanto en seguridad, como en el transporte profesional de las obras, así como en los seguros, y que aparte de todas esas medidas “externas” que no puede controlar el propio museo, sí que es importante llevar unos registros de cómo se reciben las obras  con un informe de estado de conservación y cómo se devuelven realizando fotografías durante todo el desembalaje del mismo.

Para acabar la clase, que se inició con una introducción de nuestro Tutor Sergio Lago sobre “Aspectos legales sobre marco legislativo y derechos” que ampliará en un par de semanas, Agar quiso que hiciéramos un trabajo en grupos que consistía en realizar una supuesta programación para el 2018 en la Zona C -ubicada en Santiago de Compostela- con un presupuesto anual de 30.000€ y donde se pudo ver el ingenio y nivel de todos los compañeros de este curso.

agar-ledo-2

Gracias Agar Ledo por compartir con Nosotros toda tu experiencia de una manera tan pedagógica, con tantas ganas  y con tanto amor a tu profesión, que al final es lo que va a determinar la buena gestión de un programador cultural ¡¡¡ y que no se pierda ¡¡¡¡ Grazas.

 

*Esta obra –Cuadros de una exposición– es mayormente conocida por su versión orquestal sobre todo la versión de Ravel que es la que más se suele interpretar. Adjunto 2 enlaces que recomiendo, el primero es una versión fantástica de los años 90 a cargo de la Orquesta Sinfónica de Chicago, una de las mejores orquestas del mundo dirigidas por el desaparecido George Soltí, en la que en los primeros 25 min el propio Solti con ejemplos al piano compara la versión original al piano de Musorgski con la orquestal de Ravel -es fántastico-:

El segundo enlace es de la Orquesta Gaos, que como sabéis es la Orquesta que gestiono y en la que también toco, y es una orquesta diría que única en toda España ya que sigue conservando el ADN con la que nació hace 8 años, que es servir como espacio para que todo el talento musical gallego sea cual sea su vertiente -músico de orquesta, solista, corista, director de orquesta, compositor…- tenga un lugar donde pueda desarrollarse, por lo que os invito a que la sigáis ¡A Orquesta Gaos é un sentimento!

Pd. Aprovechando la oportunidad de escribir este post, me gustaría felicitar a nuestro compañero Cesar No por ganar esta semana el IV Premio “A pegada do Eco” do ESAD en el día mundial del Teatro, Felicidades compañero, un orgullo.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *


*